Tras la política

Leire Pajín promete su cargo de ministra de Sanidad (AP / Sergio Pérez)

Leire Pajín promete su cargo de ministra de Sanidad, Políticas Sociales e Igualdad (AP / Sergio Pérez)



Trinidad Jiménez ha dejado su cargo de ministra de Sanidad con una valoración unánime: ha realizado un buen trabajo. Lo ha dicho la oposición, lo han dicho los colectivos sanitarios y lo dicen los ciudadanos a través de las encuestas. Pero, ¿cuál ha sido su trabajo? ¿Cuál es la tarea que aguarda a su sucesora, Leire Pajín, en el nuevamente remodelado Ministerio de Sanidad, Políticas Sociales e Igualdad? La ministra se ha encontrado al llegar al despacho [además de unas afirmaciones machistas no suficientemente desautorizadas] una tarea básica que, en el último año y medio, ha supuesto buena parte del éxito de su antecesora: concertar la política sanitaria del Gobierno con las comunidades autónomas.

Si el año 2009 fue el de la lucha contra la Gripe A, 2010 está siendo para los profesionales sanitarios… el de la lucha contra el déficit. En lo que va de año, el Gobierno ha decretado dos importantes paquetes de medidas para intentar frenar el gasto farmacéutico: el primero, en marzo, de 1.500 millones de euros; el segundo, en mayo, y coincidiendo con el giro en la política económica del Ejecutivo, de otros 1.300 millones de euros. Y los dos con el consenso de los Consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas… Y los dos parecen estar dando ya sus frutos: la factura farmacéutica comienza a reducirse. Fernando Villoria, Director General de Ordenación, Inspección y Atención Sanitaria del Gobierno de Cantabria, ha conversado con Periodismo Humano.


Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.



Las estadísticas del ministerio de Sanidad indican que, en junio de 2010, el gasto farmacéutico en España fue un 3 por ciento más bajo que en junio de 2009. ¿A qué se debe esa reducción? Básicamente, las medidas adoptadas por todas las partes en el Consejo Interterritorial de Salud buscan impulsar el consumo de medicamentos genéricos y centralizar las compras de fármacos para racionalizar el gasto. Según datos ofrecidos por la Consejería andaluza de Salud, “el sistema sanitario andaluz, en los últimos cinco meses -entre abril y agosto de 2010- está reduciendo su factura farmacéutica en más de 300.000 euros al día”. Y sin embargo, el gran recorte todavía está por llegar. Nos lo recordaba Antoni Gilabert, el Gerente de Atención Farmacéutica del Departament de Salut de Cataluña.


Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.



Esta reducción no habría sido posible sin la contribución de las autonomías. Son los servicios autonómicos de salud los que gestionan el día a día del gasto sanitario. Durante sus entrevistas con Periodismo Humano, estos responsables sanitarios alaban el papel del Ministerio de Sanidad como árbitro de las negociaciones, y esto a pesar de que las competencias están cedidas a las comunidades en su práctica totalidad. Pero queda mucho por hacer. El impulso a los genéricos está encontrando escollos en algunos territorios, por ejemplo en Galicia, y buena parte de los consejeros autonómicos no dejan de repetir que las medidas adoptadas han de ser sólo un comienzo. Todo esto forma parte de la tarea que espera a Leire Pajín: algo así como ser la árbitra -así lo recoge la RAE- de un partido crucial, a la que se le reconocerá el buen hacer… cuando pase desapercibida.

(5) Comentarios

  1. Patxi

    Ahora resulta que adquirir millones de vacunas inservibles es una buena gestión. Entonces, lo sería también gestión matar a los niños que sufren de inanición, para que no sufran más, ¿no?
    Por cierto, sobra decir que con ese dinero malgastado, se podría haber salvado muchas vidas. ¡Habráse leído!

  2. Hola, Patxi. Gracias por leer el post. Es cierto que el artículo se centra en la gestión más política y no en la técnica, que daría para escribir varios párrafos. Sin embargo, no se puede obviar que la gestión de Jiménez sobre la Gripe A ha tranquilizado a la población… a pesar de ese posible dispendio. Gracias de nuevo!

  3. Pues en mi hospital han reducido el coste del tratamiento de primera línea con antirretrovirales para el VIH un 20% presionando a la empresa farmacéutica que fabrica Atripla, una combinación de tres componentes.

    Resulta que acaba de salir al mercado un genérico de uno de los tres componentes y volver a recetarlos por separado (los dos ‘de marca’ + el genérico) abarataba mucho el coste total con respecto al ‘todo en uno’.

    Ipso facto, durante varios meses se pasaron al genérico y así, según la farmacéutica del hospital, han podido “enseñarle los dientes” al proveedor. Al final han conseguido que pase por el aro y aplique un descuento de un 20% de ese coste inicial para todos los hospitales de la comunidad.

    Por cierto, cada pastillita costaba, antes del ajuste, 50 euros… y es necesaria una cada día, así que cada paciente le cuesta a la sanidad pública ¡1.500 euros al mes sólo en medicamentos!

  4. [...] la línea editorial del ganador critica la política israelí de defender sus aguas territoriales o defiende la gestión de Trini en el ministerio de sanidad, santificando la futura de Leire Power Bal…, no queda mucho que [...]

  5. [...] la línea editorial del ganador critica la política israelí de defender sus aguas territoriales o defiende la gestión de Trini en el ministerio de sanidad, santificando la futura de Leire Power Bal…, no queda mucho que [...]

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa