Tras la política

Durante los últimos días he leído artículos muy completos sobre los llamados “liberados sindicales”. Son artículos sobre sus características, su trabajo, y sobre las leyes que regulan su actividad en las empresas y los organismos públicos. Así que quizá sea bueno aprovechar todo ese material para responder a varias preguntas: ¿Por qué molestan tanto los liberados a la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre? ¿Por qué, 24 horas antes de su Debate sobre el Estado de la Región, alguien filtró al diario El Mundo que Aguirre anunciaría un drástico recorte en su número? ¿Y por qué llega ese anuncio precisamente ahora?


Imagen de previsualización de YouTube

Vayamos por partes. El asunto de los liberados comenzaba este mismo lunes, cuando la portada de El Mundo revelaba las intenciones de la presidenta: Aguirre “les quitaría” a los sindicatos un buen puñado de cargos en la administración, se ahorraría 70 millones de euros, y lo haría mediante la fórmula mágica de ejecutar una aplicación “estricta” de la ley. A esto añadimos unas interesantes declaraciones del vicepresidente de la Comunidad de Madrid. Asegura Ignacio González que el recorte de liberados no supondrá sólo un importante ahorro en tiempo de crisis… sino que terminará con una práctica “abusiva” de los sindicatos.


Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.



Los delegados sindicales, presentes en instituciones públicas o privadas, disponen por ley de un determinado número de horas de trabajo que pueden dedicar a la defensa de sus compañeros. Según el Estatuto de los Trabajadores, que regula todas estas cuestiones, esos delegados pueden ceder sus “horas sindicales” a compañeros que trabajen en la misma empresa, y que si llegan a acumular las horas suficientes… se pueden dedicar únicamente a representar a los trabajadores. Es decir, pueden quedar “liberados” de sus otras tareas y ocuparse sólo de las sindicales. Y aquí llega lo controvertido. Los convenios colectivos pueden ampliar el número de horas que se reparten entre los delegados, y que eventualmente acaban correspondiendo a los “liberados”.

Esto se ha convertido, con el andar de los años, en una herramienta útil en las negociaciones entre agentes sociales, porque supone una concesión valiosa de la empresa [o institución] en favor de los trabajadores. Según el gobierno Aguirre, es el “perfeccionamiento” de esa táctica negociadora lo que ha provocado que, en la administración autonómica de Madrid, haya 3.500 liberados sindicales… cuando según la ley debería haber sólo 1.490. Abusos, perfeccionamiento de técnicas, insolidaridad: todos son conceptos que estos altos cargos llevan una semana asociando con el buen nombre de los sindicatos. De unas organizaciones de trabajadores que fueron vapuleadas porque no organizaban huelgas a Zapatero y que ahora son señaladas como las culpables de que no haya mejores reformas y de organizar protestas lesivas para la economía.

El Gobierno madrileño del Partido Popular ha incurrido, sí o sí, en una dejación de funciones con alto coste para las arcas públicas. Si pretende recortar los liberados sindicales a la mitad y asegura que eso no repercutirá en los derechos de los trabajadores… quiere decir que hemos estado gastando inútilmente 70 millones de euros cada año; si se deja a un lado la razón económica y se atribuye la medida a la intención de atajar los supuestos “abusos”… quiere decir que las administración pública madrileña ha cometido un gravísimo error al ceder ante el “chantaje sindical” para conceder más horas a los delegados. Pero no ocurre ni una cosa ni la otra. Estamos ante un peldaño más de la escalera que Esperanza Aguirre viene subiendo desde el año 2003: la escalera que termina en el desprestigio de todas las instituciones que tienen algo que ver con lo público. Y el tramo de este otoño… Aguirre pretende escalarlo… a lomos de los sindicatos.

(14) Comentarios

  1. Estoy de acuerdo contigo: esa es la auténtica razón. Y como dices, no es algo casual. Forma parte de un plan muy calculado. Y si no, que recuerde el respetable las declaraciones y acciones de la presidenta en aquella huelga del metro…

    pd: ¿ni un comentario de la frase de Paris Hilton?

  2. Yumanji

    El caso es que dices que Esperanza lo utiliza y que es una mala persona y todo lo que tu quieras (que estoy de acuerdo… y es un puro movimiento político), pero… no desmientes que los liberados sean unas sanguijuelas que viven a costa de todos..

    Sinceramente, para negociar los nuevos convenios con la patronal solo hace falta un delegado sindical que hable y otro que apunte. El resto de liberados no hacen absolutamente nada (cosa que por cierto no difiere mucho a lo que harían cuando no eran liberados, por cierto.. mal que nos pese… – y hablo con conocimiento de causa desde el interior de la administracion-).

    Sinceramente, si tiene que ser Esperanza a costa de convertirse en alguien más impopular la que corte el chorreo de caraduras que se juntan en muchas representaciones sindicales, me alegro. Ya me gustaría que otros políticos tuvieran las mismas narices (aunque fuera con intenciones electoralistas).

    Eso sí.. que se de el mismo brillo recortando los puestos directivos a dedo de la administración.

  3. Hola, Yumanji. En primer lugar… gracias por pasar por aquí. Es cierto lo que dices: no desmiento nada acerca de los liberados, y no lo hago porque creo que es un asunto discutible, con muchas aristas. Más allá de esa legítima discusión -que razonablemente podría llevarnos a pensar que “sobran” delegados- he querido poner de relieve que se está demonizando a los sindicatos sin razón aparente, y que todo sirve para proyectar sobre ellos siniestras sombras. Estamos de acuerdo en que hay que acabar con los excesos de todo tipo… y en todas partes. Gracias de nuevo por venir… y por el tono de tu comentario.

  4. Hola, Albert. Algo me llama la atención de tu postdata: ¿te has dado cuenta de lo inteligentes que son Aguirre y sus asesores… y de cómo saben dar los totales o cortes que los medios nos apresuramos a emitir?

  5. fernando

    Hay mucho caradura, pero cuidado, se empieza por recortar derechos sindicales y luego….derechos de los trabajadores, ¿cuando tengas un problema en tu trabajo….un expediente en tu mesa con despido…..llamarás a un delegado que te defienda?? tendras representacion que te defienda??, ojito con lo que decimos y asumimos…

  6. Patxi

    Me alegra ver que hay alguna respuesta a la maniobra orquestal del sector neoliberal madrileño, en contra de los sindicatos. Acuerdo con todas los puntos de vista generados a partir del oportuno artículo de opinión de David Martos. Solo queda demostrar a los “explotadores” que anhelan los tiempos de la esclavitud, que no estamos de acuerdo con sus políticas y que vamos a protestar el día 29; al igual que se debe mantener un exhaustivo control de los compañeros que dejan de trabajar para rascarse la barriga, en lugar de contribuir al bien de todos y todas. No obstante, y conociendo algo el ámbito sindical (al menos del de CCOO), mi impresión es que el número es bien bajo y que un porcentaje muy elevado realizan su imprescindible labor con gran dedicación y tesón. Gracias y un saludo.

  7. José Miguel

    Hola a todos.
    Ante todo quiero dejar claro que creo que los sindicatos han sido tremendamente importantes en la historia de la clase obrera, pero sinceramente creo que su rol hoy en día ha cambiado. Han terminado por convertirse en un elemento más de las grandes familias que se reparten el poder y el dinero de este país.
    Hay sectores en los que es flagrante las jugadas que realizan para mantener poder, subvenciones y número de liberados y afiliados.
    En Educación, por ejemplo, la mayoría de trabajadores sindicados son interinos, por ello, en los convenios llegados con las CCAA se vulnera el principio de igualdad a favor de estos interinos a la hora de acceder a una plaza de funcionario. Yo he de decir que los sindicatos, firmando esos convenios, se han interpuesto en mi camino y lejos de haberme ayudado me han perjudicado seriamente, bueno a mí y a todos los que alguna vez hemos intentado sacar una oposición a la primera.
    Además, parece que quieren estar anclados en el pasado donde nos podían controlar más. La mayoría de interinos en educación estaba sindicado para que le representaran en los actos de adjudicación presenciales. La CA ha cambiado el desarrollo de estas adjudicaciones y ahora todo el proceso es telemático, ahorrando colas y los gallineros que se formaban en la consejería, algo que desde mi punto de vista es maravilloso. Pues bien, estas organizaciones, viendo que pueden perder afiliados están manifestándose en contra de estos nuevos procesos.
    ¿Realmente quieren que le dirección general de Recursos Humanos siga pasando lista a viva voz en el siglo XXI?
    Lo siento, pero no me representan, ni a mi ni a la mayorñia de compañeros que conozco.
    Una vez participé como vocal en unas elecciones sindicales, porque un amigo me lió, y desde entonces nunca más volví a querer saber nada de esto. Unas peleas, unos chanchullos, insultos, tongos, todo eso lo he visto, y el único objetivo de esos señores era trabajar unas horas menos a la semana.
    Saludos

  8. Sí David, son unos maestros en ello. Reprobable, seguro. Pero entienden a la perfección como funcionan los mensajes, la atención y la formación de la opinión en nuestra sociedad…

    Y si quieres otro día hablamos de photo-op

  9. Estoy completamente de acuerdo con José Miguel. La situación de los presuntos sindicatos en la enseñanza es escandalosa, infame. Cuando APIA, el sindicato independiente de profesores de Andalucía, intentó llevar a cabo otro tipo de labor sindical (sin liberados, sin pactos de reptiles con la Consejería, sin captaciones de interinos o de profesores de la privada), fueron a por ellos y se los cargaron. Los defensores de los obreros (UGT y CCOO). Su representación es ridícula, porque han logrado que el profesorado ni siquiera se acerque a votar. Aún así, se arrogan el derecho a oficiar de portavoces del profesorado. Sus huelgas no han venido más que a apoyar el statu quo, porque son firmes partidarios de unas leyes de Educación que protegen sus prebendas.
    Todo esto hace que a doña Espe las cosas le sean muy fáciles. Lo tiene a huevo. Porque nadie daría un duro por tamaña panda de sinvergüenzas. Vitalicios, en la mayor parte de los casos.
    La presunta izquierda de Madrid es suicida. Defiende lo indefendible. Defiende lo más obsceno e impresentable. Es menester irse a vivir a otro país. Abandonar este Reino de Taifas, cutre, paleto y corrupto.

  10. ÁngeL

    Añadir que no todos los sindicatos son iguales, es decir que no solo existen los autodenominados mayoritarios, los que tienden al modelo de gestoría; todavía quedan sindicatos donde el apoyo mutuo y el trabajo de la afiliación son la clave. A estos les llaman minoritarios, pero existen y se les debería oír. P.e, la CGT hace 2 años ue trabaja pidiendo la huelga general.

  11. luis rubiera

    tengo que reconocer que muchas veces a los sindicatos y a los partidos políticos se acercan muchos encantadores de serpientes con el único interés que el propio, una vez dicho esto, no somos todos un poco culpables de que estas organizaciones no estén plagadas de personas honradas, leales y solidarias como nosotros.

  12. Yo soy sindicalista casi de rebote, nunca crei en sindicatos ni politicos, una compañera me lio y aqui estoy afiliado y como representante sindical desde hace 15 años, hace 8 años en se me propuso la liberacion y que me dedicara en exclusiva a la representacion, asesoramiento y defensa de mi sector profesional. Acepte con bastante respeto por todo lo que se oia sobre los liberados. En mi caso puedo afirmar con toda la humildad posible que para poder desempeñar esta responsabilidad he tenido en muchas ocasiones que sacrificar familia, ocio, viajar con mi coche horas y horas, perder horas de sueño y promocion personal y sin embargo sigo creyendo que vale la pena y me siento orgulloso de mi trabajo.
    Como en todo en esta vida hay de todo y tambien garbanzos negros, que le vamos a hacer, creo que hay mecamismos suficientes para evitarlos cuando se conocen, sin embargo y hablo de mi situacion particular, existe una gran familia de compañeros/as, si familia, porque con el tiempo, la experiencia, los palos que te caen a ti y a quien representas e incluso los errores hacen que unas y que te vuelvas mas fuerte y mas comprensivo con los demas, digo esto porque la mayoria de liberados que conozco en mi territorio trabajan como el que mas, sin horarios, en festivos, en definitiva cuando toca o cuando algun afiliado o no, trabajador pide ayuda o consejo. Sinceramente me siento mal por todo este follon mediatico que se ha montado y que a mi entender parece mas formar parte de una cortina de humo para no se que. Y me siento mal no por sentirme agredido, que ya se bien lo que es, sino por la imagen que algunas personas estan dando, como decia un viejo amigo, deja rastros que al final algo queda. Gracias por leerme y que pasen un buen dia.

  13. sub-sub-sub-contratado

    siervo de los exclavos, con miedo de perder mi trabajo, con peores condiciones materiales en el puesto de trabajo, sin beneficios sociales ampliados, trabajando más horas por la cuenta que me trae,¿Donde están todos esos liberados sindicales? ¿Que hacen por mi y los que son como yo?¿Es que somos invisibles? por no dar, ni nos reparten las comunicaciones, y tambien he visto a los de CGT pasar de largo..

    No voy a gastar ni una pizca de mi aliento defendiendolos,

  14. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Os puede parecer un tópico, pero la mayor parte de la riqueza del blog… está a partir de mi último punto y seguido. Y gracias, también, por vuestro tono. Se puede debatir en libertad, con serenidad y con argumentos… como bien estáis demostrando.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa