Tras la política

Todos los portavoces parlamentarios estaban exaltados; incluso Duran i Lleida, tracionalmente sosegado, endureció las formas y el fondo de su argumentación. Pero allí había un político tranquilo, que subió a la tribuna sin levantar el tono de voz más de lo necesario, con unos argumentos tan criticables como sólidos. Era 12 de mayo y el parlamento respondía a las medidas anti-déficit del Gobierno.


Imagen de previsualización de YouTube

Joan Herrera es el portavoz de Iniciativa per Catalunya-Verds en la Cámara Baja desde las elecciones de 2004, y ha anunciado que dejará el parlamento en septiembre para dedicarse plenamente a las próximas elecciones catalanas. Hasta hoy, tanto él como Gaspar Llamazares han forzado la mano del Gobierno para aplicar la Ley de la Memoria Histórica, que su grupo contribuyó a redactar; ambos dieron un importante “sí” a la nueva legislación sobre el aborto, estuvieron a la vanguardia de los matrimonios homosexuales, y han contribuido a impulsar algún que otro presupuesto de Rodríguez Zapatero. Cuando el PSOE ha preferido aprobar leyes con la derecha nacionalista, han protestado por la deriva gubernamental, pero cuando el PSOE ha necesitado apoyos para las reformas progresistas, ellos han estado allí.


Encuesta publicada por El Mundo (30-05-2010)



El Gobierno socialista acaba de ejecutar un profundo recorte social, y todas las encuestas publicadas desde que lo anunció indican que se ha alejado de su electorado tradicional. En cambio esos sondeos, que disminuyen el poderío electoral del PSOE hasta en 9 puntos, sólo incrementan las posibilidades de Izquierda Unida en 1,4 puntos. ¿Qué ocurre para que el electorado progresista no mire a la formación de Cayo Lara cuando no coincide con Zapatero? En las Elecciones Generales de 2008, Izquierda Unida e Iniciativa consiguieron casi un millón de votos, el 3,77 por ciento de los sufragios válidos emitidos, y eso se tradujo en dos escaños. Con un porcentaje menor, y con casi un tercio menos de apoyos, Convergéncia i Uniò conseguía 10 diputados. ¿Son suficientes los vericuetos de la ley d’Hont para explicar por qué IU no crece en representación?

Quizá no, porque en los comicios de 1996… la formación liderada entonces por Julio Anguita llegó a conseguir 21 diputados con un 10 por ciento de los votos. Exactamente el mismo porcentaje que Iniciativa obtuvo en las últimas elecciones catalanas. Cabe preguntarse si el mensaje ecosocialista de ICV cala mejor en Cataluña que en el resto de España, cabe preguntarse si ese mensaje es también el que abandera Izquierda Unida, cabe preguntarse si el liderazgo de Anguita no ha podido reeditarse con Francisco Frutos, Gaspar Llamazares o Cayo Lara [aún se recuerda su "rectificación" sobre Sabino Fernández Campo]. La izquierda debería preguntarse por qué su llegada al poder depende de la abstención, y si no serían necesarias más iniciativas claras y unitarias como la propuesta fiscal de la semana pasada. Todo para conseguir lo que a los partidos conservadores no les preocupa nada, porque no les afecta: para conseguir que todo el que piensa como ellos les otorgue su voto.

(5) Comentarios

  1. La encuesta de El Mundo es la más negativa para IU de cuantas se han publicado en las últimas semanas: otras le han dado hasta un 7%

    De todas formas hay factores que existen y que en tiempos de Anguita no existían. Escuchemos las tertulias “de políticos” de grandes medios de comunicación. En alguna cadena llegan a poner a Nafarroa Bai (40.000 votos) y no a IU (casi un millón). Muchos medios consiguen que ni nos acordemos de que existe IU.
    Por cierto, además de la propuesta de reforma fiscal IU fue la única formación que presentó medidas progresistas contra la crisis: http://izquierda-unida.es/sites/default/files/doc/NEGOCIACI%C3%93N-PROPUESTA%20IU%2026-02-2010.pdf

    Salieron en algunos medios en una esquinita…

  2. En realidad, la desviación en las elecciones no depende de la Ley d’Hont sino del tamaño de la circunscripción.

    Aquí dejo un link con algunos datos interesantes:

    http://www.publico.es/030838/verdades/mentiras/ley/electoral?pagCom=12

    Destaco un párrafo:

    “En definitiva, lo que condiciona los resultados electorales es el tamaño poblacional de cada circunscripción. Cuando existen pocos diputados a repartir, tienden a beneficiarse los partidos más votados. Por ejemplo, en circunscripciones con tres diputados asignados éstos se reparten entre los dos partidos más votados, normalmente PP y PSOE.

    En el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) explican que el hecho de que los partidos que no llegan a la barrera del 3% no entren en el cálculo de la fórmula D´Hondt no es un pasaporte directo para que quienes superan la cifra consigan representación. Y para explicar su tesis recurren al ejemplo de Izquierda Unida: “En circunscripciones pequeñas con porcentajes de voto del 10% o del 15%, como ha tenido IU en algunas elecciones, no consigue representación”.

    Este es el momento de la izquierda. De dejar a un lado el voto útil, que es una trampa, el pez que se muerde la cola. No votamos a IU porque no va a ganar, y no gana porque no le votamos.

    Si pasamos de un cierto límite, IU romperá la barrera y pasará a ser uno de los grandes.

    Por cierto, es una lástima que se vaya Joan Herrera, es el mejor diputado.

  3. Diálogo:

    - (ÉL) Hoy he leído un chiste definitivo en la prensa.

    - (YO) ¿Cuál?

    - Salía un hombre rascándose la cabeza. Y se decía a si mismo: “No lo entiendo. El capital causa la crisis y se hunden las izquierdas”.

    - ¿Es que las izquierdas que representas tienen una política propia respecto a la economía? Hoy la política es la economía, mandan las empresas. Si los gobiernos de izquierda no se diferencian de los neoliberales, entonces, en qué basan su existencia? ¿En aprobar políticas sociales cuando hay dinero y eliminarlas cuando no lo hay?

    - Tú lo que quieres es que gane la derecha.

    - Mhh, ahora que lo pienso, también hacéis lo mismo que el PP en política exterior ¿Sabes que las armas que vendió ZP a Israel mataron a gente en Gaza?

    - ¡Hahahahahaahhaa! Eres una radical, es normal con tu edad- me mira con un tierno paternalismo inundado de odio.

  4. José

    Interesante reflexión la que plantea esta información. Demuestra que esta web aborda los temas de forma distinta a lo que estamos acostumbrados en la Red. Sólo aporto una reflexión a la pregunta de “¿son suficientes lo vericuetos de la Ley d’Hont para explicar por qué IU no crece en representación?” y a comparar los datos de 1996 con los actuales sin más. Evidentemente, hay factores propios de IU que influyen en este asunto, pero la cuestión de la Ley Electoral (y no sólo la fórmula de cálculo d’Hont) son decisivos. Hay que ver primero cuántos millones de electores hay ahora más que en 1996, lo que con el sistema electoral actual prima de forma clara a los dos grandes partidos. Incluso si IU repitiera ahora un 10% de votos no podría sacar el mismo número de diputados que entonces ya que ha habido una variación de escaños por circunscripción en función del crecimiento de población negativo para las formaciones pequeñas. Además, influyen factores mediáticos, el contundente y artificial llamamiento al ‘voto útil’ que antes no se daba y factores económicos del día a día que excluyen a una cualquier fuerza de izquierdas estatal alternativa (no radical) del normal juego político.

  5. En primer lugar, gracias por vuestros comentarios. Son todos muy bienvenidos.

    Varios de vosotros, tanto en el blog como en Facebook, habéis señalado que la Ley d’Hont no es el único argumento utilizado por Izquierda Unida para explicar lo que ellos entienden como una “injusticia electoral”. Tenéis razón al señalar que el reparto de escaños, según el tamaño de las circunscripciones, carga con la principal responsabilidad.

    Pensé que con aludir al sistema de reparto de escaños podía englobar todas las quejas electorales, pero parece que no ha quedado claro en el artículo [como debería] y quería matizarlo.

    De nuevo, gracias.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa