Tras la política

Evolución del IPC entre agosto de 2007 y marzo de 2010 (INE)



Todos los gráficos simplifican la realidad para hacerla comprensible. Y a pesar de esa simplificación, no mienten: no cambian con el paso del tiempo, la información que revelan permanece inmutable. El gráfico que se puede ver sobre estas líneas refleja la evolución del Índice de Precios al Consumo durante los últimos dos años y medio. Los porcentajes son interanuales: es decir, reflejan cómo aumentaron o disminuyeron los precios con respecto al año anterior.

Si los líderes políticos utilizaran más en sus discursos esas realidades inmutables que son los datos, el debate público se enriquecería. Pero no basta con citar los datos, también hay que emplearlos con cierta honestidad. La campaña electoral de 2008 giró en torno a lo que entonces se cernía sobre nosotros: una grave crisis económica según el PP, sólo una desaceleración según el PSOE. Y en medio de ese debate, la subida de los precios adquirió una gran relevancia.



[audio:http://traslapolitica.periodismohumano.com/files/2010/04/montajeprecios.mp3|titles=Debate preelectoral 2008]



Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero, en sus debates preelectorales, acudieron a los precios de la leche y del pollo para demostrar que la inflación había subido más bajo la vigilancia del partido de enfrente. En aquel marzo de 2008, el candidato del PP recordaba que los precios habían subido un 2,2 por ciento desde el verano anterior, y que esa situación era «de riesgo». En marzo de 2010, la inflación se ha recortado notablemente… pero basta con observar el gráfico para comprobar que los precios han subido un 2,8 por ciento desde el último verano. Y la inflación no está ya en el debate político. Y los precios no son un problema. Y los ciudadanos no aprecian que su compra salga más barata. Será que no hay elecciones en el horizonte.